Tradición

Desde comienzos de 1900 cuatro generaciones han velado por la calidad de nuestros productos.

 

 

 

 

 

 

 

 

En un primer momento seleccionando los mejores cerdos ibéricos de las dehesas de Extremadura y Andalucía, lo que unido al mimo en la elaboración artesanal de sus jamones, paletas, lomos y demás piezas nobles del cerdo, han dado como fruto productos curados capaces de colmar las expectativas culinarias de los mayores gourmets tanto a nivel nacional, como internacional.